Skip to content

Oncología y cirugía robótica: ¿cómo se relacionan?

cirugia robotica

Oncología y cirugía robótica: ¿cómo se relacionan?

La cirugía robótica es un método de invasión mínima, permite al médico realizar procedimientos delicados y complejos con mayor control, flexibilidad y precisión. La recuperación es más rápida, el paciente pierde menos sangre, las cicatrices son más pequeñas y es poco probable que existan infecciones después de la cirugía.

Otra ventaja de este tipo de procedimiento es que enseña y proporciona prácticas a los estudiantes de medicina antes de realizarlo, gracias a que esta clase de robots cuentan con una vista tridimensional amplificada, de alta definición y pequeñas herramientas que van unidas a un brazo robótico así como una pequeña cámara que es la extensión del cirujano.

El sistema quirúrgico más famoso es el Da Vinci, aprobado en el año 2000 por la FDA en Estados Unidos (Administración de Alimentos y Medicamentos). Se introdujo rápidamente en hospitales de Estados Unidos de América y Europa gracias a los movimientos intuitivos y escalonados que proporciona el robot. Es el mejor método para tratar distintas enfermedades. Aunque, sin duda, se debe consultar al Médico y él valorará si esta cirugía es la mejor opción para el paciente.

La oncología estudia neoplasias, tumores malignos etc., mejor conocidos como cáncer. El objetivo de la oncología es el tratamiento de estas durante el tiempo que dure la enfermedad, así como proporcionar un tratamiento farmacológico y opciones quirúrgicas o tratamientos que disminuyan el tumor.

Existen tres tipos de oncólogos: los médicos que utilizan la quimioterapia o inmunoterapia para combatir el cáncer; los radioncólogos que se inclinan por tratamientos con radiaciones o radioterapia; y los cirujanos oncólogos. Dentro de las subespecialidades encontramos médicos, cuya especialidad es combatir el cáncer en endometrio, ovario, cérvico-uterino, de colon, recto, y un largo etcétera.

Cuando el tumor es sólido, exceptuando los linfomas y leucemia, se recomienda la cirugía robótica oncológica, pues ayuda a tratar tipos de cáncer más avanzados. Se aborda el tumor de una forma segura y precisa. Primero se localiza el tumor, después se extrae por completo y se mantiene una rigurosa supervisión al paciente, enfocándose en el tumor, proporcionando la mayor seguridad al paciente.

Es poco probable que el médico oncológico proporcione un tratamiento radioterápico o quimioterapia después de haber utilizado un robot para la extracción de un tumor, puesto que la cirugía con robot es el más seguro que existe hasta el momento. En México existen pocos médicos que proporcionan este tipo de alternativa, ya que se requiere de mucha práctica, estudios, actualizaciones y precisión al utilizar un equipo tan delicado y avanzado.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *