Skip to content

Tipos de cáncer: ¿qué es el melanoma?

tipos de cancer

Tipos de cáncer: ¿qué es el melanoma?

Existen más de 50 tipos de cáncer, entre los cuales podemos diferenciar los que se presentan en cualquier parte del cuerpo: en la piel, la sangre y/o en algún órgano. A continuación conoceremos los nombres de algunos:

Cáncer de ano, cáncer de colon o de recto, cáncer de cuello uterino, cáncer de endometrio, cáncer de estómago, cáncer de esófago, enfermedad trofoblástica gestacional, tumor carcinoide gastrointestinal, cáncer de hueso, cáncer de hígado, cáncer de laringe y de hipofaringe, leucemia, leucemia linfocítica aguda (ALL), leucemia linfocítica crónica, leucemia mieloide aguda (AML), leucemia mieloide crónica (CML), linfoma, linfoma de Hodgkin, linfoma de piel, linfoma no Hodgkin (NHL), mieloma múltiple, cáncer de nasofaringe, cáncer en niños, neuroblastoma, cáncer de ojo, cáncer de origen primario desconocido, cáncer de orofaringe y de cavidad oral, cáncer de ovario, osteosarcoma, cáncer de pene, cáncer de piel, cáncer de piel de células basales y de células escamosas, cáncer de piel de células de Merkel, cáncer de piel tipo melanoma, cáncer de próstata, cáncer de pulmón, cáncer de pulmón microcítico, cáncer de pulmón no microcítico, cáncer de páncreas, tumor carcinoide de pulmón, cáncer de riñón, cáncer de seno, cáncer de seno en hombres, cáncer suprarrenal, sarcoma de tejidos blandos, sarcoma uterino, síndromes mielodisplásicos, tumores de la familia del sarcoma de Ewing, cáncer de testículo, cáncer de timo, cáncer de tiroides, tumor de encéfalo y médula espinal, cáncer de vagina, cáncer de vejiga, cáncer de vesícula biliar, cáncer de vulva y tumor de Wilms.

El cáncer se puede presentar desde la cabeza hasta cáncer en el dedo del pie. Esto quiere decir que ninguna parte del cuerpo está exenta de presentar una anomalía o alteración en las células, hasta llegar a convertirse en cáncer.

El cáncer es la alteración de células que crecen y se reproducen anormalmente, puede ser tratado por medio de distintos tratamientos como la quimioterapia; utiliza fármacos que ayudan a evitar la propagación, división y crecimiento de las células cancerosas. Se puede combatir con cirugía, radioterapia o quimioterapia. Dentro de la quimioterapia podemos encontrar la terapia dirigida, la cual bloquea genes o proteínas que se encuentran dentro de las células cancerosas. También distinguimos la inmunoterapia, mejor conocida como terapia biológica; ésta estimula las defensas naturales del cuerpo y ayuda a combatir el cáncer, utiliza sustancias fabricadas en un laboratorio o las mismas que produce el cuerpo, restaurando así el sistema inmunitario. Encontramos los siguientes tratamientos dentro de la inmunoterapia: vacunas contra el cáncer, terapia con virus oncolíticos, anticuerpos monoclonales y terapia con células T.

El cáncer se puede propagar a otra parte del cuerpo, a esto se le conoce como metástasis. Por ejemplo, si el cáncer se ha originado en el pulmón y después se propaga a los huesos, este cáncer seguirá clasificándose como cáncer de pulmón, no cambia de nombre, a menos que se haya originado en los huesos. Existen distintas etapas en el cáncer, van del 1 al 4, siendo el 4 el más avanzado y el 1 la etapa menor. El médico debe saber en qué etapa del cáncer se encuentra su paciente así como el tipo de cáncer que tiene para proporcionarle el mejor tratamiento o medicamento.

El melanoma se origina en los melanocitos, son células dentro de la piel. Su principal función es la producción de melanina, la cual ayuda a proteger la piel de los rayos solares. La luz solar así como las camas bronceadoras, lámparas solares o lámparas con luz ultravioleta dañan la piel, pues se componen de rayos ultravioleta, mejor conocidos como rayos UV. Estos afectan el ADN de los genes, los cuales controlan el crecimiento de las células de la piel dañándolas por completo y generando cáncer en la piel. Es importante observar nuestro cuerpo y acudir al doctor en el caso de que aparezcan lunares, sobre todo si se observa crecimiento o cambio de color.

Algunos lunares pueden parecer normales, pero los que se relacionan con el cáncer suelen ser más grandes, presentando un color y forma anormal. Estos pueden aparecer en la piel que se expone a la luz solar o en la que también está cubierta, por lo que se recomienda practicar, cada mes, un auto examen de la piel. Cuando una persona es de tez blanca, ojos azules, verdes, cabello pelirrojo, rubio, tiende a adquirir pecas de una forma muy rápida, es más probable que pueda parecer melanoma, así como las personas que se han sometido a trasplantes de órganos recientemente, ya que afectan el sistema inmunológico y podría estar más propenso a padecer melanoma; personas infectadas con VIH o cuando se parece xeroderma pigmentoso.

Aproximadamente el 10% de los pacientes con melanoma tiene antecedentes familiares con esta enfermedad, en caso de tenerlos, se recomienda realizar pruebas genéticas, exámenes de la piel realizadas por un dermatólogo, protegerse del sol, evitar rayos ultravioleta artificiales y fortalecer el sistema inmunológico.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *