Skip to content

La cirugía robótica y el cáncer cervicouterino

cancer cervico uterino

La cirugía robótica y el cáncer cervicouterino

El cáncer cervicouterino se presenta en las células del cuello del útero. La cirugía robótica presenta los mejores resultados al ser una opción con gran avance tecnológico, quirúrgico y científico, además de no presentar complicaciones quirúrgicas. Comparada con la cirugía clásica, se reducen las infecciones, estancia hospitalaria y el tiempo de la operación.

A este tipo de cáncer también se le conoce como cáncer de cuello de la matriz, ya que se genera en el cuello uterino, la parte inferior de la matriz; es más común en mujeres mayores de 30 años. Las más propensas a presentarlo son aquellas que: fuman, han tenido múltiples parejas sexuales, más de 3 partos, iniciaron su vida sexual antes de los 18 años, que sus madres hayan ingerido dietilestilestrol en los años 60 para evitar un aborto espontáneo, clamidia, antecedentes familiares, displasia cervical, vaginal o vulvar, tabaquismo, presentar el sistema inmunitario debilitado, así como infección por el virus del Papiloma Humano.

Al menos una docena de tipos de Virus del Papiloma Humano, como los tipos 16 y 18, denominados de alto riesgo, provocan cáncer. Por lo general, se diagnostica alrededor de los 48 años; si se detecta rápido, es probable que la paciente no presente problemas de fertilidad generada por algunos tratamientos. El médico tiene la obligación de mencionar los riesgos y efectos secundarios, así como la posibilidad de un embarazo a futuro. Se puede prevenir dejando de fumar, aplicando la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano, haciéndose chequeos regulares, así como la prueba del Virus del Papiloma Humano, una colposcopia, biopsia y el uso de condones.

Los principales síntomas de este cáncer son: sangrado después de tener relaciones sexuales, manchado o flujo anormal, así como periodos menstruales con flujo más abundante, dolor en la zona pélvica, problemas o ganas frecuentes para orinar. Las infecciones por hongos también podrían generar cáncer. Algunos tratamientos ayudan a eliminar células anormales y prevenir el cáncer, como: crioterapia, cuando las células se eliminan a través de un estado de congelación, láser, procedimiento de escisión electro quirúrgica en bucle, biopsia cónica; se realiza un corte dentro del cuello uterino, en forma de cono, eliminando las células anormales. Algunos efectos secundarios de la crioterapia son: sangrado abundante, quemaduras por congelación, desmayos, flujo vaginal con mal olor, dolor intenso en el abdomen y sangrado abundante.

Dependiendo de la etapa en la que se encuentre el cáncer, el médico recomendará los siguientes tratamientos: cirugía, radioterapia o quimioterapia. En caso de que la paciente desee tener un embarazo, deberá comentárselo al médico para que ofrezca la mejor opción y tratamiento. 

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *