Skip to content

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes?

tipos de cancer

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes?

¿Alguna vez te has preguntado qué es el cáncer o cuáles son los tipos de cáncer más comunes? Estos tipos de preguntas son cada vez más recurrentes puesto que esta enfermedad ha ido aumentando en los últimos años. En 2018, de acuerdo al Instituto Nacional de Cáncer, fueron diagnosticados aproximadamente 1,735,350 casos nuevos en Estados Unidos y murieron 609,640 personas por dicho padecimiento.

¿Qué es el cáncer y cómo se origina?

Este se presenta cuando las células comienzan a crecer descontroladamente y sobrepasan a las células normales, las cancerígenas siguen creciendo y formando nuevas células que desplazan a las normales, esto provoca problemas en el área del cuerpo en el que comienza el cáncer.

Cabe mencionar que las células cancerígenas se pueden diseminar a otras partes del cuerpo a través de la sangre y el sistema linfático, sin embargo, algunas de estas pueden crecer y propagarse rápidamente mientras que otras crecen lentamente. Esto depende del tipo de cáncer que la persona padezca.

Una vez teniendo conocimiento sobre qué es el cáncer podemos conocer los tipos más comunes. Es importante puntualizar: para que un cáncer se considere común, el número estimado de casos nuevos en un año tiene que ser de 40 000 o más. Ahora bien, tomando en cuenta este factor y basándonos en la información recabada del Instituto Nacional de Cáncer, el tipo más común es el cáncer de mama, pues para este año se estiman más de 271 270 casos nuevos en Estados Unidos.

Después de este, en segundo lugar, está el cáncer de pulmón (228,150), en tercero el cáncer de próstata (174,650) y, por último, el cáncer de colon y recto (145,600). A estos se le denominan cánceres colorrectales.

¿Cómo se disminuye el riesgo de padecer cáncer?

Es importante considerar recomendaciones y precauciones para prevenir este tipo de enfermedades. Para el cáncer de mama es fundamental hacerse periódicamente una mamografía, esto con la finalidad de reducir el riesgo de padecer este tipo de cáncer, o bien de detectarlo a tiempo y tomar las medidas correspondientes para su tratamiento.

En cuanto al cáncer de pulmón, lo más importante para disminuir el riesgo de padecerlo es dejar de fumar y evitar el humo de segunda mano. Respecto al cáncer de próstata, es de suma importancia informarse y hablar con su médico antes de realizar una prueba de detección o de recibir un tratamiento; este tipo de cáncer suele ser de crecimiento lento y silencioso pues no causa ningún problema de salud en sus primeras fases.

Por último, para el cáncer colorrectal, si usted tiene 50 años o más, es fundamental realizarse una prueba de detección. Estas pruebas pueden ayudar a detectar este tipo de cáncer en un estado temprano y esto propiciará que el tratamiento sea eficaz.

Estos tipos de cáncer son los más comunes, sin embargo, hay mucho otros que pueden llegar a presentarse y son causados por una combinación de distintos factores, como son:

  • Factores genéticos heredados de los padres, como ciertos genes relacionados con el cáncer de mama.
  • Factores ambientales como la luz solar, el radón y la contaminación ambiental.
  • Hábitos personales, como fumar o beber alcohol.
  • Factores relacionados con el lugar de trabajo, como la exposición a ciertas sustancias químicas.
  • Los alimentos que se consumen y los medicamentos que se toman.

Por último, contemplando estos tipos de factores que inciden en el padecimiento de algún tipo de cáncer, se tienen que tomar en cuenta tres principales recomendaciones.

1.- Pruebas de detección: Si se realizan de periódicamente se puede detectar de manera temprana el cáncer de mama, de cuello uterino y colorrectal (colon). Esto facilita el tratamiento, haciéndolo más eficaz.

2.- Vacunas: Estas ayudan a reducir el riesgo de padecer cáncer. La vacuna contra el virus del papiloma humano ayuda a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino y algunos cánceres de vagina y de vulva. La vacuna contra la hepatitis B puede reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado.

3.- Decisiones saludables: Mantener un peso saludable, realizar actividades físicas, evitar fumar, limitar la cantidad de alcohol que se ingiere, llevar una alimentación balanceada y proteger la piel del sol.

Es indispensable acudir a un médico si existe algún malestar de cualquier tipo.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *