Skip to content

¿Cuál es la mejor manera para operar el cáncer de próstata?

¿Cuál es la mejor manera para operar el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más comunes en hombres. Por ello, es importante tener conocimiento sobre cómo se diagnostica y qué alternativas de tratamiento son las mejores para atender este padecimiento. 

Existen dos principales pruebas de detección de la próstata: 

  • Tacto rectal: En esta prueba se inserta un dedo con guante lubricado en el recto para examinar la próstata del paciente, con la finalidad de identificar si existe alguna anormalidad respecto a la textura, forma o tamaño de la glándula.
  • Análisis de antígeno prostático específico: Este consiste en extraer una muestra de sangre del paciente para poder identificar si la presencia de antígeno prostático (sustancia que produce la glándula prostática) es superior al nivel normal, de ser así, esto podría tratarse de una infección, inflamación, agrandamiento, o bien, cáncer de próstata.

Si en las pruebas de detección se presenta alguna anormalidad, se puede proceder a realizar exámenes adicionales para corroborar o descartar cáncer de próstata. Como son:

  • Ecografía: Se introduce una pequeña sonda en el recto, misma que utiliza ondas sonoras para crear una imagen de la glándula prostática.
  • Imágenes por resonancia magnética
  • Biopsia de próstata: Se recolecta una muestra de tejido de la próstata, para posteriormente analizarla en un laboratorio e identificar si existen células cancerosas.

Para determinar la etapa en la que se encuentra el cáncer de próstata o si se ha diseminado, se pueden realizar alguna de las siguientes exploraciones por imágenes:

  • Exploración con tomografía por emisión de positrones
  • Exploración por tomografía computarizada
  • Exploración ósea
  • Ultrasonido

Tratamiento del cáncer de próstata

Las distintas alternativas para poder atender este padecimiento dependen de algunos factores como la rapidez con la que crece el cáncer, si se ha diseminado o no, y la salud en general del paciente. No obstante, es importante tomar en cuenta los efectos secundarios de cada tratamiento, así como también los beneficios que estos ofrecen.

¿Cuál es la mejor manera para operar el cáncer de próstata?

A través de una prostatectomía, la cual implica extirpar la glándula prostática, parte del tejido cercano y nódulos linfáticos. La mejor manera para realizar este procedimiento quirúrgico es mediante la utilización del robot Da Vinci, el cual proporciona al cirujano óptimos tiempos de rendimiento, mayor precisión, mayor destreza en realizar suturas en un menor tiempo, reduciendo así el margen de error.

Tratamientos no quirúrgicos para el cáncer de próstata

  • Radioterapia: Utilización de rayos X de alta potencia para eliminar las células cancerosas.
  • Terapia hormonal: Utilización de medicamentos para provocar que el cuerpo deje de producir testosterona.
  • Congelamiento de tejido de la próstata: La utilización de ciclos de congelación y descongelación ayudan a destruir las células cancerosas, así como también parte del tejido sano circundante.
  • Quimioterapia: Aplicación de medicamentos para destruir las células que crecen con rapidez, incluyendo las células cancerosas. Puede administrarse de manera inyectada u oral (píldoras).
  • Terapia biológica: Se extraen células inmunitarias del paciente, se modifican en un laboratorio con ingeniería genética para combatir el cáncer de próstata, y posteriormente se le inyectan de nuevo al paciente. 

En Robotic Surgery estamos para servirte. 

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *