Skip to content

¿Qué es el sarcoma de tejidos blandos?

¿Qué es el sarcoma de tejidos blandos?

El sarcoma de tejido blando es un tipo de cáncer poco común que se origina en los tejidos que conectan, sostienen y rodean otras estructuras del cuerpo. Esto está conformado por músculos, grasa, vasos sanguíneos, nervios, tendones y revestimiento de las articulaciones.

Datos importantes

Existen más de 50 tipos de sarcoma de tejidos blandos, algunos de estos afectan más a niños, mientras que otros afectan, en su mayoría, a adultos. Diagnosticar este tipo de cáncer puede ser difícil, ya que puede llegar a confundirse con otro tipo de crecimientos. La mayoría de los sarcomas aparecen con mayor frecuencia en el abdomen, en los brazos y en las piernas.

El tipo de célula que presenta la mutación genética determina qué tipo de sarcoma de tejido blando existe. Por ejemplo, el angiosarcoma se origina en el revestimiento de los vasos sanguíneos, mientras que el liposarcoma comienza en las células grasas.

Algunos tipos de sarcoma de tejido blando son:

  • Tumor maligno de la vaina de los nervios periféricos
  • Dermatofibrosarcoma protuberante
  • Tumor del estroma gastrointestinal
  • Tumor fibroso solitario
  • Sarcoma pleomórfico
  • Sarcoma epitelioide
  • Sarcoma de Kaposi
  • Rabdomiosarcoma
  • Mixofibrosarcoma
  • Sarcoma sinovial
  • Liomiosarcoma
  • Angiosarcoma
  • Liposarcoma

Síntomas

El sarcoma de tejido blando suele no presentar signos en una etapa temprana. Sin embargo, a medida que este avanza, puede provocar:

  • · Una protuberancia en cualquier parte del cuerpo que comienza a crecer.
  • · Ulceración o sangrado de dicha protuberancia.
  • · Aumento progresivo del volumen del abdomen.

Factores de riesgo

  • Síndromes heredados: Los síndromes genéticos que aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad, comprenden retinoblastoma, síndrome de Li-Fraumeni, poliposis adenomatosa familiar, neurofibromatosis, esclerosis tuberosa y el síndrome de Werner.
  • Exposición a productos químicos: Estar expuesto a productos químicos como herbicidas, arsénico y dioxinas, aumentan el riesgo de tener este padecimiento.
  • Exposición a la radiación: Los tratamientos que utilizan radiación para atender otros tipos de cáncer pueden aumentar el riesgo de sufrir sarcoma del tejido blando.

Tratamiento

Existen distintas alternativas para poder atender este padecimiento, estas pueden ser:

Cirugía: Es el tratamiento más frecuente para el sarcoma de tejido blando. Implica extraer el tumor y parte del tejido saludable que lo rodea.

Radioterapia: Destruye las células cancerosas y reduce el tamaño de los tumores, a través del uso de radiación de alta energía, que puede provenir de Rayos X, Rayos Gamma, neutrones, protones y otras fuentes.

Quimioterapia: Es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas, actúa evitando que las células cancerosas crezcan y se dividan en más células.

¡En Robotic Surgery estamos para servirte!

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *